Scones Doble Chocolate

mayo 19, 2015


Hace más de un año que no preparaba scones, y con lo que me gustan, no se por que no los había hecho de nuevo. El chocolate es uno de mis ingredientes favoritos, me hace el día, la mañana y la noche. Entonces por que no juntar los scones con el chocolate. Y voilà, les tengo la receta. Pero no conforme con trozos de chocolate en la masa también los bañé de chocolate derretido.

Les tengo la mejor parte son fáciles de hacer y tenemos dos opciones; a mano y en procesador, una más fácil que la otra pero que en ninguna les tomará más de media hora hacerlos.




Mi horno es un poco voluble (ya esta muy viejito el pobre). El termómetro para horno ha sido mi mejor amigo desde hace tiempo, pero siempre que se llega la hora de dorar algo, por lo regular batallo y me queda paliducho. La receta en la que me base hoy requería una charola para hornear lisa, sin bordes, lo que ayuda a que llegue mejor el calor y facilite el dorado. Y ¡Oh no!, yo aún no tengo. Entonces recurrí a otra opción. En los últimos minutos subí la temperatura al máximo y  conseguí el dorado. Sí su horno esta igual que el mío pueden recurrir a esto y lo más importante si no tienen este tipo de charola. Aunque uno o dos minutos más y se me queman, así que hay que estar pendientes. Y por supuesto que estén bien barnizados de la crema para batir para que doren.

La receta donde me inspire en esta ocasión, sólo eran 6 porciones, y hoy no quería duplicar los ingredientes. Lo que hice fue hacer la masa más delgada y me salieron 9 piezas.
Me encantan los postres pero de ves en cuando cuido la cantidad que como y con uno no es suficiente para mí, si son más delgados me puedo comer dos. Mi pansita y mi cerebro contentos, aveces debemos engañar nuestra mente.

Claro que también pueden dejar la masa más gruesa. De esta manera podrían abrirlo por la mitad, rellenarlos con más chocolate, incluso nutella. 




Scones Doble Chocolate


Ingredientes.
6 a 9 Scones

  • 2 tazas (300 g) harina, todo uso + para mesa de trabajo
  • 1/4 taza (50 g) azúcar granulada blanca*
  • 1 Cda. polvo para hornear
  • Una pizca de sal de mar fina
  • 1/4 cdita. canela molida en polvo
  • 6 Cdas. (90 g) mantequilla fría, cortada en cubos pequeños.
  • 113 g chocolate al 60 %, troceado toscamente
  • 1/4 taza (25 g) cacahuate sin cascara (Yo utilicé con sal de mar) (opcional)
  • 3/4 taza (180 ml) crema espesa para batir (heavy cream)
Baniz
  • 2 Cdas. crema espesa para batir
Para finalizar (opcional)
  • 60 g chocolate al 60 %, troceado finamente


Procedimiento.

Precalentamos el horno a 425°F (220°C). Preparamos una a dos charola (s) (en caso de tener una sin bordes úsala, es la mejor opción en esta receta) con papel encerado.


Primera Parte:

Para hacer la mezcla a mano: En un bowl mezclamos juntos nuestra harina, el azúcar, polvo para hornear, sal y canela molida. Utilizando un mezclado de masa (pastry blender) o con las yemas de nuestros dedos. Integramos la mantequilla, no es necesario que este totalmente integrada, deberá estar desigual (sólo cuidando que el pedazo de mantequilla más grande sea del tamaño de un guisante). -En esta parte debemos trabajar rápido y procurar no incorporar mucho calor, ya que perderemos la textura quebradiza, que deseamos- .
Agregamos la crema espesa sobre los ingredientes secos y mezclamos con una espátula de silicon. Sólo hasta combinar y la mezcla este húmeda.

Para hacer la mezcla en el procesador: Combinamos nuestra harina, azúcar, polvo para hornear, sal, canela en el procesador y pulsamos 2 a 3 veces. Agregamos la mantequilla y pulsamos de 7 a 8 veces, sólo hasta que la mantequilla se quiebre en pedazos (el más grande como el tamaño de un guisante). Ponemos la crema espesa y pulsamos hasta que se forme la masa y este húmeda.


Segunda Parte -Para ambos procedimientos-:

Enharinamos nuestra mesa de trabajo, ponemos nuestra masa y damos forma de un pequeño cuadrado. Agregamos el chocolate y cacahuate por encima y le pasamos el rodillo por encima para que se incrusten en la masa. Formamos un rectángulo y estiramos la masa. Dependiendo del grosor que quieras los scones (desde .7 cm hasta 1.1 cm). Cortamos en 6 a 9 piezas (En caso de ser gruesa la masa salen aprox. 6 y viceversa).

Barnizamos el tope de los scones con la crema batida y pasamos a la (s) charola (s). Dejando una separación entre ellos de 1 inch (2.5 cm). Horneamos de 13 a 20 minutos. Según sea el grosor. Revisar en los últimos momentos y en caso de no estar dorados aún (en especial si usas al igual que yo charola con bordes) subir la temperatura del horno.

Tener cuidado de No-sobre hornear por que pueden quedar secos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar un par de minutos. Por lo pronto derretimos el chocolate en el microondas en intervalos de 30 seg. Hasta que tenga una consistencia fluida. Con la ayuda de una cuchara esparcimos el chocolate a todos los scones y servimos en el momento.





Notas.
*El sabor de la masa por si sola tiene un sabor casi neutro, el único dulzor que tiene se lo aporta el chocolate. Si quieres unos scones más dulces puedes agregar un cuarto taza más de azúcar y de ser necesario en caso de que la masa no se integre bien agregar una cucharada más de crema para batir.

-Yo elegí poner el chocolate y los cacahuates por encima de la masa, pero también puedes ponerla por toda la masa. Sólo combinas estos ingredientes a la masa antes de estirarla. 

-Es mejor comer el día que se preparan. Aunque se pueden guardar en un contenedor hermético hasta por dos días.




Fuente: Adaptada de Taste -Williams Sonoma Blog-


Los scones todo una maravilla. La textura increíble, se deshace en la boca con un exterior crocante y delicioso. La masa no es muy dulce, así que hasta pueden derretir más chocolate y bañar el scone completo (¿por que no se me ocurrió antes?). Son perfectos para el desayuno, para el brunch, para cualquier hora del día.




¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie




-también te puede gustar-

8 Comentarios

  1. ¡¡Hola Maribel!! Hace mucho tiempo que yo tampoco he hecho scones, y siempre los he hecho sin nada, para poder rellenarlos con mermelada, pero estos tuyos, ¡¡oh!! ¡¡chocolateados!! ¡¡Me encantan!! No necesitan ningún relleno, sólo con el chocolate y los cacahuetes tienen que estar riquísimos. Has hecho muy bien en hacerlos más delgados y que queden ricos y crujientes. ¡¡Qué maravilla!! La idea me ha gustado muchísimo y te aseguro que si los tuviera delante, ¡¡me comía casi todos!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Isabel!
      A mi también me gustan los scones sin nada y así poder rellenarlos con mermelada y un poco de mantequilla (toda una maravilla). En esta ocasión les quise dar un ligero cambio y también hacerlos delgados. Me alegra mucho que te gusten.

      P.D. Ya con unas ansías tremendas para ver que receta nos tienes mañana.

      ¡Miles de besos!

      Eliminar
  2. Nuuuunca he preparado ni probado Scones, y yo me pregunto: ¿cómo puede ser? Con lo que me gusta a mí el chocolate. Deben saber deliciosos y lo peor para la operación biquini... (Jiji).
    Un beso Maribel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sil!
      Esa operación biquini... Ya me di por vencida, jeje
      Te van a encantar.

      Un beso grande. ¡Bonito fin de semana!

      Eliminar
  3. Mi querida amiga, que cosa mas rica, no los he probado pero aun sin probarlo doy fe que tienen que ser un manjar, tanto chocolate junto eso no puede desfraudar a nadie, que pena no estas mas cerquita para ir a tu casa a probarlo jejeje, y de paso darte un gran abrazo que es lo que mas me gustaria. Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que más me gustaría amiga. Darnos ese fuerte abrazo y hablar largo y tendido.
      Algún día... Qué no pierdo esperanzas.

      ¡Miles de besos!

      Eliminar
  4. Maribel se me hace la boca agua tu receta, que rica está, es muy apetecible y ese crocante con la mezcla del chocolate tiene que explotar en la boca pero muy dulcemente.
    He estado muy liada y no he podido pasar primero pero seguro que guardas un trocito para mi. Te deseo feliz semana. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay ningún problema Carmen. Siempre eres bienvenida, ya sabes que se te quiere.

      ¡Miles de besos!

      Eliminar