Barras de Bombón con Galleta, Mermelada de Zarzamora y Cubiertas de Chocolate

octubre 20, 2017



La primera vez que vi la receta "Chocolate and Raspberry Marshmallow Slice", como originalmente se llama la deliciosura que con toda la felicidad del mundo les comparto hoy. Me impactó. Tantas capas, y tantas cosas que me encantan, en un sólo lugar.
Sólo que no la hice al momento porque se me hacía que eran varios pasos para seguir, pero no la descarté de mi lista. La dejé esperando solamente. Creo que a todos nos puede llegar a pasar que a veces estás de humor para pasarte horas o días en la cocina. Y a veces no, a veces quieres algo que sea más rápido.

El día que por fin me decidí a hacer la receta, me di cuenta de que sí eran unos pasos que tenía que seguir, que ocupas algo de paciencia y tiempo para hacerla. Sin embargo, todo eso se recompensa al triple.

No es noticia nueva que me gusta el chocolate. Pero, ¿sabían que yo adoro con locura los bombones/marshmallows/malvaviscos/nubes? Cualquiera que sea el nombre que utilicen en su país.
Nosotros en casa les decimos bombones y marshmallows. Al vivir en frontera tenemos muchas palabras que hemos adoptado del idioma inglés, sin embargo marshmallows no es una de ellas. Nosotros le llamamos así porque mi hijo así les llama. En casa hemos mezclado mucho el inglés con el español en toda esta travesía de que mi hijo aprenda de una manera fácil y orgánica. Últimamente Saúl corrige mi pronunciación. Él ya tiene más que dominado el idioma. 



Me impresiona que mi pequeño al salir de casa sabe cuál idioma hablar. Dependiendo en dónde estamos, si es de compras en San Diego o de vacaciones en algún lugar de Estados Unidos, él empieza hablar con toda la naturalidad del mundo inglés. Y si está en su escuela, él sabe que español es el idioma que debe hablar con su maestra y compañeros de clase.

Y entre nosotros, como les decía, hacemos toda una mescolanza. Saúl escoge el idioma que quiere hablar. Aunque les diré que cuando tenía 3 - 4 años, evité un poco hablar en inglés con mi hijo, porque el tenía una pronunciación perfecta (perfecta para un niño de esa edad) y no lo quería confundir con mi mala pronunciación en ciertas palabras. Pero desde hace unos meses que hemos estado practicando la lectura en inglés ya me he animado a hablar más con él, porque sé que no se va a confundir. Además si hay algo que de plano no tengo idea de cómo pronunciar, el traductor es mi salvación. 



Justo el martes ha leído su primera oración por si solo sin equivocarse: "Four little ducks swam in the pond". Y ya saben, mamá brincando de la emoción.

Todavía recuerdo cuando era un pequeño de unos cuantos meses, y yo le mencionaba algunas palabras; apple, water, juice... Ese fue el principio de todo. 

Siempre había escuchado que para los niños pequeños es muy fácil aprender nuevos idiomas, y es verdad. De hecho desde hace años hemos querido que aprenda otro idioma, pero aún no lo aceptan en las clases, tenemos que esperar hasta que cumpla 8. El tiempo pasa volando, ya estamos a un par de años de que pase eso.



Y ahora que les he contado acerca de cómo le llamamos a los bombones en casa, ¿qué les parece comenzar con el postre?
Hay 4 capas en estas barras; una capa de galleta de coco, una de mermelada casera, seguida de bombón casero y terminamos con chocolate. ¿Acaso hay algo más irresistible que eso?

Para hacer la capa de galleta es muy simple, sólo tenemos que mezclar los ingredientes en un bowl. Aunque eso sí, que no les pase como a mí...



¿Cuántas veces les he dicho que lean muy bien los ingredientes? Parece que yo hago caso omiso. Olvidé usar azúcar mascabado. La receta original tenía azúcar mascabado, y yo usé azúcar blanca. Me di cuenta hasta que mi galleta estaba horneada, y se miraba algo pálida en la parte de arriba. No sé porqué no me di cuenta desde la masa.

En la siguiente foto, podrán ver que la galleta está doratida. Pero eso es porque la volteé. Aunque no es necesario que lo hagan, pueden dejar la galleta boca arriba o boca abajo.

Al final quedó excelente también con el azúcar blanca. Los dos tipos de azúcar son una buena opción, escojan su favorita.



Otro cambio que hice, ese sí con plena conciencia, fue utilizar zarzamoras en lugar de frambuesas. Simplemente por el hecho de que era lo que tenía en mi refrigerador. Y que incluso, el tenerlas en casa fue lo que me ánimo por fin a hacer esta increíble receta. Decidí hacer menor cantidad de mermelada y también reducir un poco la cantidad de azúcar, y aún así quedó dulcesita. 

En caso de que no les gusten las semillitas que se sienten en las mermeladas de zarzamora, les recomiendo que primero hagan un puré con las zarzamoras frescas y lo cuelen, para después seguir con el proceso. También podrían hacer la mermelada de frambuesa (como la receta original) ya que en estos frutos rojos no sé sienten tanto las semillitas.

Después de que agregamos la mermelada, es hora de hacer el delicioso bombón casero. Ya que tengan el bombón, tendrán que trabajar rápido ya que empieza a ponerse firme en pocos minutos. Y si eso ocurre, será complicado tratar de emparejar con la espátula.



Ya sólo queda el chocolate. Y por cierto eso de llevar tres recetas seguidas con chocolate ha sido toda una coincidencia. Lo que sí he hecho a propósito es dejar pendiente una receta con calabaza. Después del "Pay de Calabaza y Chocolate" y el "Bundt Cake de Calabaza con Glaseado de Chocolate", quería dejarlos descansar un poco con la calabaza por más que me guste también ese ingrediente.

Para finalizar, agregué unas almendras troceadas, aunque es algo opcional. Pueden omitirlas o agregar algo más.



Yo corté 16 piezas, pero incluso pueden hacer más chicos los cortes y obtener más barras. Depende de qué tal tengan su diente dulce. 



Barras de Bombón con Galleta, Mermelada de Zarzamora y Cubiertas de Chocolate


Ingredientes.
Para la Base de Galleta de Coco:
  • 1 1/2 taza (225 g) harina, todo uso
  • 3/4 taza (75 g) coco rallado sin endulzar (de preferencia)
  • 3/4 taza (150)  granulada blanca o 3/4 taza (143 g) azúcar mascabado 
  • 200 g mantequilla, derretida

Para la Mermelada de Zarzamora:
  • 400 g zarzamoras 
  • 3/4 taza (150 g) azúcar granulada blanca
  • 1 Cda. jugo de limón amarillo, recién exprimido

Para el Bombón Casero:
  • 2/3 taza (166 ml) agua caliente + 1/2 taza (120 ml)
  • 2 Cdas. grenetina (gelatina natural)
  • 1 1/2 taza (300 g) azúcar granulada blanca
  • 2/3 taza (230 g) glucosa liquida*

Para la Cubierta de Chocolate:
  • 200 g chocolate 60 a 70 % cacao, derretido**
  • 1 Cda. aceite vegetal
  • almendras (opcional)


Procedimiento.

Para la Base de Galleta:
Precalentamos el horno a 350 °F (180 °C). Preparamos una charola con papel encerado, dejamos de lado.

En un bowl grande agregamos nuestra harina, coco, azúcar y la mantequilla derretida, mezclamos hasta integrar los ingredientes.
Pasamos la masa a la charola y damos forma de ovalo con una medida de 23 x 32 cm aproximadamente. Llevamos al horno por 18 minutos o hasta que esté ligeramente dorada. Dejamos enfriar, y retiramos el papel encerado.

Para la Mermelada de Zarzamora:
En un sartén grande "non-stick" ponemos todos los ingredientes y llevamos a fuego medio-alto. Revolvemos con una cuchara de madera hasta disolver el azúcar. Seguimos cocinando por 15 minutos más o hasta que espese. Revolvemos ocasionalmente durante ese tiempo y aplastamos la fruta para deshacer un poco. Apagamos el fuego y dejamos que tome temperatura ambiente.


Para el Bombón:
En el bowl de la batidora ponemos los 2/3 taza de agua caliente y la grenetina, mezclamos y dejamos hidratar.

En una olla agregamos el resto del agua junto con el azúcar y la glucosa, cocinamos a fuego medio hasta disolver el azúcar. Incrementamos la temperatura y dejamos que hierva. Cocinamos sin mezclar por 5 a 7 minutos, o hasta que un termómetro de caramelo registre la temperatura de 239 °F (115 °C).
Con la batidora a velocidad alta y con el aditamento de lobo, gradualmente y de forma de hilo, agregamos la mezcla de la olla a la batidora. -Este paso se debe hacer con mucho cuidado-.
Batimos por 3 a 5 minutos o hasta que la mezcla espese.

Está listo para utilizarse de inmediato, ya que al pasar los minutos se va poniendo firme y será complicado esparcir.


Para el Armado:
Con la ayuda de una espátula agregamos la mermelada a la capa de galleta, dejando 1 cm de orilla sin cubrir. -Es importante hacerlo antes de que esté listo el bombón-.

Seguimos con la capa de bombón, la esparcimos bien con una espátula hasta cubrir toda la mermelada.

Ahora en un bowl pequeño mezclamos el chocolate derretido con el aceite. Y lo agregamos por encima de la capa de bombón, dejamos 2 cm de espacio. Finalizamos con las almendras.

Llevamos a refrigerar por unos minutos, hasta que endurezca el chocolate. 
Cortamos las barras en 16 o más piezas.






Notas.
*La glucosa liquida la encuentras en tiendas de materias primas para repostería.

**El chocolate se puede derretir a baño María o en el microondas con intervalos de 30 segundos. Y previamente debe estar troceado para agilizar el proceso.

-Las barras las pueden guardar en un contenedor hermético de 1 a 2 días a temperatura ambiente. Para conservar por más tiempo llevar a refrigeración.





Fuente: Receta inspirada y adaptada de Donna Hay



Si les gusta tanto como a mí el bombón, no pueden dejar de hacer estas barras. El bombón casero, ¡es todavía más delicioso!

Alguien me dijo que las barras sabían a bubulubu, pero mucho mejor. Para los que no lo conocen, les comento que es un dulce (industrializado) que se vende en México y algunas partes de Estados Unidos. Es un bombón con relleno de fresa y cubierto de chocolate.

Y puede ser que sí, este podría ser el pariente gourmet del bubulubu.
Es la primera vez que escribo el nombre de este dulce, y se me ha hecho algo gracioso. Hasta parece todo un juego de palabras, ¿no lo creen?





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie


También me encuentran en:   |  facebook  | twitter  |  instagram  |  pinterest  |  google +

-también te puede gustar-

3 Comentarios

  1. ¡¡Hola Maribel!! Tienes razón, hay días que te apetece meterte en la cocina para hacer un postre sencillo y fácil, y otros días te apetece estar tranquila en la cocina, y pasar allí horas elaborando un postre de esos hechos con paciencia y todo el amor del mundo. Y si el postre son estas barras de bombón, ¡¡mamma mia!! ¡¡Esto tiene que estar de muerte lenta!! Yo soy de trozos pequeños, pero, ¡¡de comerme muchos trozos pequeños, ja, ja!! A mi me encantan las nubes, es mi chuchería preferida desde pequeña, y me gustaban hasta cuando se ponían resecos, ¡¡me encantaban de todas las maneras!! Así que imagínate qué ojos se me han abierto cuando he visto estas barras. ¡¡Delicioso!!
    Oye, y qué bien que Saúl ya sea bilingüe, sin duda, es la mejor edad para aprender casi sin darse cuenta. Además, el español es el segundo idioma más hablado del mundo, y el inglés, el tercero, así que hablar dos de los idiomas más importantes del mundo a su edad, no está nada mal. El primero es el chino, je, je, así que ya tendría el top three si Saúl lo estudiara, aunque este tiene que ser difícil, difícil. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Querida Maribel, que bonito lo que nos cuentas, como dice Isabel es una suerte que los niños sean bilingües desde chicos, en mi época solo se estudiaba francés en el colegio desde los 10 años, luego al llegar al instituto continuabas con el idioma hasta finalizar, la verdad que a un buen nivel, pero claro también dependía de la capacidad de cada uno, porque no es lo mismo aprender desde casa, o en clases de cuatro o cinco niños, como es habitual hoy en día, a las aulas llenas que teníamos en los '70 / '80 con casi 25/30 niños, para los maestros tenía que ser una locura, jajajaja...
    Me encantan las nubes, cuando celebramos algún cumpleaños de los peques de la familia, me encanta formar parte de la piñata, si no me llevo mi bolsita con chuches, me enfado como una niña por unos cuantos días, jajaja.
    Tus barritas son super provocadoras, lo malo de hacerlas en casa, es que me la pasaría comiéndolas hasta dar fin de ellas, jajaja.
    Besitos y que disfrutes de un lindo día con tu peque.

    ResponderEliminar
  3. Hola, pues sí que es verdad todo lo que dices. Que los niños hablen dos idiomas es importante hoy en día. Mis hijas hablan francés y me alegro mucho de haber pensado como tú. Ahra les ha valido muchísimo. por otro lado me llevo mi parte de este dulce que voy a disfrutar coo una niña!!!Un beso

    ResponderEliminar