Semlor {Panes Suecos Rellenos de Crema de Mazapán y Crema Batida}

noviembre 25, 2017




Me sigue pasando y me seguirá pasando...
Unos meses atrás finalmente me encontré con un ingrediente que tenía muchas ganas de probar, la masa de mazapán, que para los que vivimos en México no es tan común, y que de hecho "mazapán" es el nombre de un dulce mexicano.

Lo compré inmediatamente. El mazapán me espero, me espero y me espero. Pasó tanto tiempo que incluso ya se estaba acercando la fecha de caducidad. Yo, la que pensaba que era algo imprescindible, que tenía tantas recetas por hacer con el, ya ni sabía qué hacer.

Se llegó el día en el que mi mente se aclaro, lo primero que hice fue un pastel para el cumpleaños de mi mamá con pequeñas decoraciones de mazapan, ya que la masa es maleable, se podría decir que la consistencia de la masa es ligeramente parecida al fondant, pero no del todo eh...
Y lo segundo que hice, después de pensar mucho, la receta que les tengo.

¿Alguna vez habían escuchado acerca de ellos? Son unos panes o bollos tradicionales de Suecia, Dinamarca, Estonia y Finlandia. El nombre de "semlor" es en plural, y en singular es "semla". Es algo así como decir panes = semlor, y pan = semla.
Y aunque tradicionalmente son hechos en cuaresma, siempre es un buen momento para comer algo delicioso. No podía esperar hasta el próximo año.



Hay tres componentes principales en los semlor. El primero son los panes con sabor al aromático y rico cardamomo. El segundo es la crema de mazapán, que es un paso muy sencillo porque no es más que mazapan y leche que llevaremos a la licuadora o procesador. Y por último, crema batida.

¿Están listos?



Ah, y casi se me pasaba comentar que en el caso de que no encuentren la masa de mazapan, pueden licuar almendras sin cascara con leche o agua (o una combinación) y un poco de azúcar, y creo que el proceso sería mucho más sencillo en una licuadora de alta potencia.

Yo compré mi masa de mazapán en San Diego, si tienen la oportunidad de comprarlo en Estados Unidos, lo van a encontrar con el nombre de "marzipan".





Semlor  {Panes Suecos Rellenos de Crema de Mazapán y Crema Batida}


Ingredientes.
12 panes rellenos

Para la Masa:
  • 1 taza (240 ml) leche entera
  • 85 g mantequilla sin sal + para engrasar bowl
  • 1/2 taza (100 g) azúcar granulada blanca
  • 2 1/2 cdita. levadura seca activa (active dry yeast)
  • 1 huevo, a temperatura ambiente y ligeramente batido
  • 3 tazas (450 g) harina, todo uso + para trabajar masa
  • 1 cdita. semillas de cardamomo molidas (recién molidas, de preferencia)
  • 1/4 cdita. sal de mar fina
para barnizar:
  • 2 yemas de huevo
  • 4 cditas. agua

Para el Relleno:
  • 190 g masa de mazapán (marzipan)
  • 1/4 taza (60 ml) leche entera + de ser necesario
  • 1 a 1 1/2 taza (240 ml a 360 ml) crema espesa para batir, fría (yo utilicé 1 taza)*
  • azúcar glass, para finalizar


Procedimiento.

Para la Masa:
Llevamos la taza de leche a calentar en una olla pequeña a temperatura media-alta. Apagamos antes de que suelte el primer hervor (no debe hervir). Removemos del fuego y de inmediato agregamos la mantequilla.
Una vez que la mantequilla esté derretida transferimos al bowl de la batidora y dejamos enfriar hasta que la temperatura marque en un termómetro 105 °F a 110 °F (40 °C a 43 °C). La mezcla debe estar caliente, pero no debe quemar.
Agregamos el azúcar, la levadura y el huevo batido, y con el aditamento de pala batimos a velocidad mínima brevemente, hasta que estén ligeramente combinados los ingredientes. Agregamos nuestra harina, cardamomo y sal. Siguiendo con la velocidad mínima, batimos hasta combinar.

Cuando los ingredientes estén combinados y se haya formado una masa pegajosa, cambiamos el aditamento de pala por el de gancho. Mezclamos a velocidad mínima por alrededor de 6 a 8 minutos, o hasta que la masa esté suave y elástica. Si la masa se siente demasiado pegajosa, se puede agregar hasta 2 cucharadas más de harina, pero no más de eso. Es normal que la masa se sienta pegajosa. Después del reposo ya no se sentirá tan pegajosa y será sencillo trabajar con ella.

Pasamos la masa a  un bowl grande engrasado ligeramente con mantequilla. Cubrimos con plástico adherible y dejamos que la masa doble su tamaño en un lugar cálido. Puede ser dentro del horno (apagado) o arriba del refrigerador. Esto puede tardar entre 30 minutos a 2 hrs, incluso un poco más. Dependiendo de la temperatura que tengamos en casa.

Cuando la masa haya doblado su tamaño, preparamos dos charolas con papel encerado y las dejamos de lado.
Enharinamos ligeramente nuestra mesa de trabajo y amasamos la masa unas cuantas veces. Dividimos la masa en 12 porciones iguales (yo pesé las porciones), tomamos una porción de masa y hacemos una bolita, no tiene que ser perfecta. Presionamos la bolita para dejarla ligeramente plana y envolvemos en tercios, como si fuera una carta. Primero doblamos el lado derecho hacia el centro, después el izquierdo y terminamos con la parte de arriba.
Ahora damos de nuevo forma a la bolita con nuestras manos y/o utilizando la mesa de trabajo para bolear. Dejamos los dobleces por la parte de abajo. En esté paso si será necesario dejar lo más lisa posible la bolita, sobre todo la parte de arriba, para que nos quede bonito nuestro pan. Pasamos la bolita de masa a la charola. Repetimos el proceso con las otras 11 porciones de masa. Dejamos un espacio de al menos 5 cm entre cada una.
Dejamos reposar por 1 hora o hasta que doblen su tamaño.

Precalentamos el horno a 375 °F (190 °C).
En un bowl pequeño, mezclamos las yemas con el agua. Con la ayuda de una brocha, barnizamos con esta mezcla cada bolita de masa.

Llevamos al horno por 16 a 20 minutos, hasta que los panes estén doraditos. A la mitad del horneado giramos las charolas para que el dorado sea uniforme.
Transferimos los panes a una rejilla y dejamos enfriar por completo.


Para el Relleno:
Licuamos la masa de mazapán con la leche, hasta que los ingredientes estén integrados y la mezcla esté suave.

Llevamos el bowl de la batidora por 10 minutos al congelador. Agregamos la crema para batir al bowl y batimos velocidad media-alta por 2 a 3 minutos  con el aditamento globo hasta formar picos suaves.


Para el Armado:
Con un cuchillo de sierra cortamos el tope del pan, y retiramos algo de miga. Agregamos un poco de crema de almendra y por encima crema batida. Puede ser simplemente agregar crema batida con una cuchara o utilizar una manga con una duya 1M, para decorar un poco más. Tapamos con el tope que retiramos, y espolvoreamos un poco de azúcar glass por encima.








Notas.
*Por lo regular estos panes tienen una buena cantidad de crema batida, yo decidí ponerles un poco menos.

-Los semlor son mucho más deliciosos recién hechos.

-Se pueden hacer los panes un día antes, y el día que se van a comer recalentar un poco, no demasiado para que la crema no se derrita. Pero sin duda, el día que se hace el pan es mucho más suavecito y esponjoso.

-La pasta de almendra en este caso también sería un buen sustituto de la masa de mazapán.





Fuente: Receta inspirada en el libro The New Sugar & Spice vía Hummingbird High



Al principio pensé comer mi semla con un tenedor, pero la verdad es que no viene al caso. Este postre es para tomarlo con las manos. Si no se quieren ensuciar con la crema, les recomendaría un tenedor y cuchillo de postre. Aunque también leí en el blog de Michelle que en el estilo tradicional llamado "hetvägg", se sirve el semla en un plato con leche caliente y con una cuchara, ¿qué les parece esa idea?

La crema de almendra es riquísima, los panes extraordinarios y la crema batida, siempre es un buen acierto.






¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

-también te puede gustar-

8 Comentarios

  1. Hola Maribel! Eso, lo que llamas mazapán me parece que es crema de almendra, a ver tampoco controlo mucho los términos castellanos porque soy de Francia pero cuando he oído decir mazapán aquí, creo que se refieren más al dulce que hay para Navidad, a ver si alguien viene a aclararnos jaja! Pero la casualidad hace que hace bien poco, he comprado un bote de ésta crema, yo la buscaba para poder hacer algunos postres con ella ya que he leído que sustituye la mantequilla sin problema... Bueno, explicaciones de términos a parte te diré que tus semlor para mi son irresistibles, me encanta lo redonditos que han quedado y la miga se ve estupenda! La crema de almendra me chifla así sola, y sobre estos panecillos quedará todo delicioso, quizás me atrevería yo a pasarlos por la tostadora antes... mmm! Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marina!
      Lo sé, a veces los nombres son tan diferentes.
      Pero no es una crema, es una pastita con la que por lo regular se hacen figuras.

      ¡Muchos besitos bonita!

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Maribel!! Esta vez blogger no me ha dado la actualización de tu publicación, menos mal que ahora que me has escrito en instagram, recordé que esta mañana (aquí en España, claro, ahora es por la tarde, je, je), vi en facebook que habías publicado. Siento venir tan tarde a ver esta maravilla, pero no sé que ha pasado que blogger te ha obviado esta vez.
    Bueno, lo importante es que ya estoy aquí. He visto en varios blogs esta receta pero nunca la he hecho ni comido, pero no será porque no me parece espectacular, y más como te han quedado y la puesta en escena que le has puesto, ¡¡me encanta!! Entiendo que estén más buenos recién hechos, le pasa a todo que tiene masa tipo brioche, al día siguiente se quedan más resecos, pero recién hechos, merece la pena amasar y esperar a los levados. No sé como los franceses y demás, que toman este tipo de bollos para desayunar, como les da tiempo a tomarlos a esas horas con lo pronto que se levantan y comerlos recién hechos y tiernos. Los míos estarían listos para la merienda, pero para el desayuno, lo veo difícil, ja, ja.
    Por Europa, en general, sobre todo por mi viaje el año pasado a Viena, me he dado cuenta que utilizan mucho el mazapán, pero no como en España, que es más un dulce navideño, sino como rellenos y como ingredientes para elaborar bizcochos y demás. Ya te digo, en España, normalmente, tampoco encuentras una masa de mazapán para elaborar recetas, salvo en un conocido supermercado alemán, que muchas veces tienen esta masa, llamado Lidl.
    A mi no me gusta mucho el mazapán, pero reconozco que casero no se parece mucho al de compra, está mucho mejor. Pero vamos, como relleno de estos semlor y mezclado con la leche, seguro que está muy bueno.
    De verdad Maribel, te han quedado divinos, parecen que hasta la foto esté sacada del libro, es que están perfectos. ¡¡Enhorabuena!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ¿verdad?
      Ah, pues el mazapan que yo he comprado es de una marca alemana. Sí, te entiendo así sola la masa de mazapan puede no gustar tanto, de hecho como les decía, yo lo utilicé para las decoraciones del pastel mi mamá y no me comí las decoraciones. Pero te puedo decir que al hacer la crema, ya con la leche el sabor cambia, queda muy rico. Y también esta la opción de moler las almendras y hacerlo casero.

      Miles de gracias Isabel, ¡muchos besitos!

      Eliminar
  3. Me encantan los semlors, hace mucho que yo no los hago a ti te han quedado perfectos y seguro que deliciosos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Maribel! ¿Cómo te encuentras guapísima?, bueno ya ves, por fin regresé. No creas que voy muy bien de tiempo pero voy a ver si puedo publicar puntualmente.
    Estos bollos que nos presentas, para mí son auténticos desconocidos. Aquí el mazapán se consume mucho en Navidad pero debo decirte que no es que sea mi fuerte. Imagino que si lo hiciera casero, la cosa cambiaría.
    Como bien indicas, sí lo he visto que lo utilizan mucho para cubrir pasteles, en sustitución del Fondant pero tampoco lo probé.
    Estos bollos rellenos de mazapán creo que me gustarían porque se salen mucho del concepto que tengo del mazapán-figuritas de Navidad.
    Espero que tu hijo y esposo estén también muy bien. Un achuchón fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ¡casero siempre va a ser mejor!
      El mazapan licuado con la leche queda muy bien, el sabor cambia. Espero que lo pruebes y me cuentas.

      Muchas gracias, ¡un achuchón fuerte!

      Eliminar