Donas Horneadas de Chocolate con Peppermint

diciembre 13, 2017



En febrero ocurrió una catástrofe, aunque fue de esas catástrofes con final feliz...
La cámara que usaba (la misma que les conté aquí por primera vez) usaba baterías. Y como eso de estar compré y compré baterías no me gustaba mucho. Compré unas recargables, se me hacía de lo más cómodo.

Un día mi esposo ocupó mis baterías,  y en lugar de dejar mi cámara sin baterías, tuvo la idea de poner las baterías que ya no servían en la cámara. ¿Por qué razón? Todavía me lo pregunto.
Al día siguiente me di cuenta que estaba saliendo un liquido de la cámara. Sí, era por las baterías.
Las semanas siguientes, estuve batallando mucho con ella, prendía un día y al siguiente no. Hasta que ya no quiso dar más de si, mi pobre cámara ya no funcionaba.

Yo ya tenía muchas ganas de tener una cámara réflex porque la que tenía anteriormente no lo era, aunque era por mucho mejor que mi celular con el que empecé a tomar las primeras fotografías para el blog. Sin embargo, yo apenas tenía dos años con mi  cámara, tenía que esperar un poco más. 

Tengo que decir que mi cámara (la que ya no sirve) tiene un precio de menos de la mitad de lo que cuesta una cámara réflex (tomando en cuenta las más "económicas") y me funcionaba muy bien. Hay muchas fotos aquí en el blog de las que me siento muy orgullosa y son tomadas con ella. Las fotos familiares quedaban excelente, pero sí que también tengo que decir que a veces me sentía limitada. Necesitaba una réflex, y gracias a ese accidente con las baterías tengo una nueva cámara, ¡mi esposo me la regaló! ¡Gracias amor!

Me llegó el 23 de febrero, la compra se hizo online (nos hemos vuelto adicto a las compras online), y lo recuerdo perfecto porque al día siguiente era la fiesta de cumpleaños de mi hermanita 
Ya tenía mi cámara, pero aunque tomaba mejores fotografías, sentía que le faltaba algo. Y eso era un buen lente. Después me enteré gracias al "blog del fótografo"que un lente que venga en un kit de una cámara probablemente no va a ser lo que estabas esperando. Lo bueno fue que mi esposo me compró un kit que sólo venía con un lente. ¿Para qué quería dos o tres que al final no utilizaría?



El lente fue mi regalo de cumpleaños en abril. Tenía mi cámara, tenía mi lente. Pero aún seguía sin tomar las fotografías que quería tomar. Tarde varios meses en darme cuenta que en el lugar que siempre había fotografiado (mi cocina), ya no era un buen lugar. La luz que captaba no era la indicada.

Sólo quedaba un lugar en donde tenía una ventana con una buena fuente de luz, la ventana de mi sala. Y aunque un par de años atrás, intenté en ese lugar sin buenos resultados, ahora era el lugar perfecto. Y lo mejor de todo es que tengo buena luz por un periodo de tiempo más largo, ¿recuerdan mis horas mágicas de antes? Ya tengo muchas más horas mágicas.





Todo este año he tenidos fotos con mi cámara viejita, con mi cámara nueva, cámara nueva con lente nuevo. Y no han sido en orden, no. Así que están todas revueltas. A partir de ahora todas serán con mi cámara nueva y lente nuevo, o al menos que encuentre una memoria que tengo perdida con una receta que de verdad les quiero compartir.

 El 2017 ha sido un adaptarme de nuevo, ha sido como volver a empezar. Lo que me funcionaba antes, no me funcionada ahora. Todavía me falta mucho más por aprender y conocer de mi cámara. Me alegra que ustedes estén aquí acompañándome.



Y después de contarles toda mi travesía fotográfica, creo que ya es tiempo de empezar con la receta, ¿les parece?

Yo tengo un amor loco por las donas, pero hace como 4 o 5 años que no hago, la razón es la cantidad de aceite. Me da pánico utilizar tanta aceite al freír. También amo las papas fritas y muy pocas veces las hago por el medio litro de aceite o más que necesito. Pero lo chistoso es que bien que sí me compro una dona en una panadería y en un restaurante también pido mis papas fritas. Creo que para mi es como: "corazón que no ve, corazón que no siente".
Y son ideas mías porque tampoco es como que toda esa aceite la estemos consumiendo, y bien que si me puedo comer un frosting con una buena cantidad de mantequilla, y no pasa nada. Pronto lo superaré y les compartiré una receta con donas fritas.

Por lo pronto, ¿qué tal unas donas horneadas?
Son mis primeras donas, y me han dejado gratamente sorprendida. El sabor, lo esponjositas y rápido que están. ¡Me encantaron! Salen mucho más rápido del horno que un cupcake.
No hay nada más que pedirle a estas donas.

Ahora les contaré acerca el glaseado que también me tiene muy sorprendida.
El glaseado es del libro Sugar Rush con el que hice el buttercream de merengue italiano para el "Chocolate Peppermint Layer Cake". Ese glaseado realmente es una genialidad, en el libro son unos eclairs los que están cubiertos con este glaseado (ah, y unos cupcakes), yo se lo he querido poner a todo.
Está hecho de un jarabe simple, chocolate y cocoa, nunca había visto un glaseado con esos ingredientes. ¡Queda buenísimo!, y se parece mucho a los glaseados que utilizan en las panaderías.



Donas Horneadas de Chocolate con Peppermint


Ingredientes.
8 donas aproximadamente.

Para la Masa:
  • 1 taza (150 g) harina, todo uso
  • 1/4 taza (22.5 g) cocoa natural en polvo
  • 1/2 cdita. bicarbonato de sodio
  • 1/8 cdita. sal de mar fina
  • 1/2 taza (95 g) azúcar mascabado
  • 1/2 taza (120 ml) buttermilk*
  • 1 huevo, a temperatura ambiente
  • 4 Cdas. (57 g) mantequilla sin sal, avellanada**
  • 1/2 cdita. extracto de vainilla
  • 1/2 cdita. extracto de peppermint
  • aceite en spray para engrasar molde

Para el Glaseado de Chocolate:
  • 120 g chocolate 100 %, troceado
  • 1 taza (240 ml) jarabe simple***
  • 6 Cdas. + 2 cditas. cocoa natural en polvo
  • 1/4 cdita. extracto de peppermint
  • para finalizar, 10 dulces de peppermint, troceados toscamente


Procedimiento.

Para la Masa:
Precalentamos el horno a 325 °F (163 ºC). Engrasamos un molde de donas con aceite en spray, dejamos de lado.

En un bowl mediano combinamos nuestra harina, cocoa, bicarbonato de sodio, sal y azúcar mascabado.

En un bowl chico mezclamos el buttermilk, huevo, mantequilla avellanda, extracto de vainilla y extracto de peppermint.

Agregamos los ingredientes húmedos a los ingredientes secos y con una cuchara o una espátula de silicón mezclamos los ingredientes.

Con una cuchara llenamos 3/4 partes de la cavidad del molde. Llevamos al horno por 11 a 13 minutos, hasta que al insertar un palillo salga limpio.
Dejamos 5 minutos en el molde, y pasado ese tiempo pasamos a una rejilla para enfriar por completo.


Para el Glaseado:
En un bowl mediano colocamos el chocolate troceado. Dejamos de lado.

Llevamos a hervir el jarabe a temperatura alta. Poco a poco agregamos la cocoa hasta disolver, llevamos de nuevo a hervir esta mezcla.

Hacemos un pequeño hueco al centro del bowl con el chocolate y agregamos 1/4 parte de la mezcla de la olla, con una espátula de silicón mezclamos con movimientos circulares pequeños en el centro del bowl hasta que la mezcla esté integrada.

Agregamos 1/4 más, mezclamos en el centro y poco a poco vamos hacia afuera mezclando hasta que el chocolate esté más espeso. Agregamos la porción restante en dos adicciones más y mezclamos del centro hacia afuera.
Integramos el extracto de peppermint y mezclamos hasta que el glaseado esté suave y brilloso.

Dejamos a temperatura ambiente hasta el momento de usar.
Si el glaseado está muy liquido, bastará con dejarlo reposando unos minutos a temperatura ambiente.


Para el Armado:
Sumergimos cada dona boca abajo en el glaseado y escurrimos el excedente. Pasamos a una rejilla y agregamos algunos dulces de peppermint. Dejamos reposar unos minutos para que el glaseado esté ligeramente más firme.








Notas.
*Yo utilicé buttermillk casero = 1/2 taza de leche entera + 1/2 cdita. vinagre, y dejamos reposar 10 minutos. Tendrá la consistencia de leche cortada.

**Colocamos la mantequilla en un sartén pequeño y llevamos a fuego medio-alto. Cuando comience a burbujear la mantequilla, movemos el sartén de un lado a otro de vez en cuando. En el momento que deje de burbujear y ya no haga ruido, tendremos nuestra mantequilla. Debe tener un color ámbar oscuro y con un olor avellanado o a nuez (esto llevará de 2 1/2 a 3 minutos). Dejamos que entibie un poco.

-Las primeras donas me quedaron un poco delgaditas ya que no llené lo suficiente las cavidades del molde, la segunda tanta las llené aproximadamente 3/4 de su capacidad y salieron perfectas. Al final obtuve 10 donas entre las delgaditas y las más gruesas, por eso calculo que aproximadamente obtendrán 8 donas del grosor ideal.
 
***En una olla mezclamos 120 ml de agua con 3/4 taza (150 g) azúcar. llevamos a fuego medio y revolvemos de vez en cuando. Apagamos el fuego cuando el azúcar se disuelva.

-Utilicé chocolate 100 % para contrarrestar el dulzor del jarabe en el glaseado.

-Las donas se pueden guardar en un contenedor hermético y conservarse muy bien hasta por dos días a temperatura ambiente, en un clima fresco-frío.

-Va a sobrar glaseado, pero hay tantos usos que pueden darle. Una de ellas es un chocolate caliente. ¿Qué tal calentar un poco de leche y agregar 1 cucharada (o más) del glaseado? También se pueden hacer trufas, sólo llevando a refrigerar hasta que endurezca para después formar las bolitas y cubrirlas con lo que gustes. O como yo, comerlo a cucharadas.





Fuente: Receta donas, inspirada y adaptada de Joy the Baker | Glaseado, ligeramente adaptado del libro Sugar Rush



Es la primera vez que hago donas y la primera vez que utilizo ese glaseado, y me tienen más que contenta con el resultado.
Las tienen que probar, ¡prometo que les van a gustar muchísimo!
Y si no son muy fan del peppermint, sólo omitánlo, tendrán unas donas chocolatosas muy deliciosas.





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

-también te puede gustar-

6 Comentarios

  1. Hola Maribel! Cómo te entiendo con lo de las fotos, es una verdadera odisea la que se monta en casa cada vez que tengo que sacar fotos a una receta. Ahora que hay menos luz, se me hace más difícil aún, tienes casi que correr para poder sacar fotos aceptables y ya muchas veces para las fotos de presentación (el resultado final) tengo que esperar al día siguiente! Ya te puedes imaginar la cara que me ponen mi chico y mi hijo cuando les digo que sintiéndolo mucho no pueden probar el postre hasta el día siguiente jajaja!! Me gustaría saber cuál cámara te has pillado y cuál lente también? Y también que me digas en qué página has hecho los pedidos: Amazon? Estoy pensando invertir y bueno si quiere me contestas en el blog o busca mi dirección por privado (no te pongo el enlace aquí que es spam ;) ).
    Bueno bueno! Estas donas que supongo que son nuestros donuts se ven realmente deliciosas, mejores que las del comercio y yo también me he quedado embobada con tu glaseado! Se ve muy brillante y las donas lucen increíbles! Otra pregunta (jaja), el cocoa es el cacao en polvo tipo vanhouten?? Nunca he hecho donas y creo que voy a probar tu receta en breve, el libro del que hablas suena muy interesante sobre todo si estas sacando de él tantas cosas ricas!!
    Me llevo una por supuesto y feliz día guapa!! Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo, y tengo igual a mi pobre hijo a mi esposo. A veces se tienen que esperar, pero también a veces me cuesta dejarlos esperando, y me toca volver a hacer la receta.

      Me encanta comprar en Amazon pero la cámara y el lente no han sido de ahí. La cámara ha sido online pero de una tienda mexicana y el lente en una tienda física en San Diego. Pero sé que ambas cosas están en Amazon, más tarde busco los links en Amazon España, para que sea más fácil para ti y te los paso en tu blog.

      No sabía acerca de la marca "vanhouten", la única que conocía en España era "valor". La he buscado y parece que sí. Sólo debe ser una cocoa sin azúcar.

      Todas las que quieras, ¡besitos bonita!

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Maribel!! Te lo digo sinceramente, tú hacías buenas fotos tato con el móvil, como con tu antigua cámara como con la nueva réflex. Y es cierto que la luz es muy importante, la foto cambia considerablemente con una luz a otra. Pero ya te digo, siempre me encantan tus fotos, y no te lo digo por decir. Hay que experimentar mucho hasta ir cogiendo forma con la réflex. Yo tengo una, en su día era la más económica del mercado, ahora han sacado otra más barata aún. Yo utilizo la lente que llevaba la cámara, ya me gustaría comprarme otra lente mejor, pero de momento, no me quejo, empezar ya el blog con una réflex ya me doy por satisfecha. Lo que si que me gustaría es tener más luz, por eso mis fotos son más bien oscuras, pero bueno, no se puede tener todo.
    A mi también me encantan las donas, aunque me suelen gustar sin glaseados, pero al ser al horno, si que me gustan que lleven algo por encima, y vamos, con chocolate, me encantan, Maribel, y la pinta que tiene y tu buen hacer, estoy convencida que están riquísimas. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, hay que experimentar mucho con la cámara reflex. Yo todavía me siento una inexperta. Creo que todavía no le he sacado todo el provecho que podría, sinceramente no la conozco muy bien aún. Cuando hablan de ciertas funciones, siento que me hablan en chino, jajajaja.

      El ambiente que tienen tus fotos siempre me ha gustado tanto... Así que pienso que poca luz, a ti te funciona de maravilla.
      Riquísimas, Isabel.

      ¡Miles de besitos!

      Eliminar
  3. ¡Por fin estoy aquí! Después de mi caótica experiencia fotográfica bloguera, ya casi al cien por cien reparada, estoy decaída y baja de fuerzas, y si las cuentas no me fallan, con las 8 donas que has elaborado cabemos a dos por cabeza, jajaja. Dos para ti, dos para Marina, dos para Isabel y dos para mi, y los que vengan detrás que se queden con las ganas, jajaja.
    Yo tengo mi réflex muerta de risa, hace más de un año que no he tenido ocasión de poder utilizarla, siempre voy corriendo a todos lados, y aunque antes la llevaba conmigo a todos lados dentro de mi bolso, que es más grande que el de Mary Poppins, me cansé de fotografiarlo todo, jajaja. Los comienzos del blog fueron con un móvil de dudosa calidad fotográfica, luego llegó mi Canon con la que estoy más que satisfecha, lo que realmente me gusta es el retrato, en mi época de estudiante dibujaba mucho y no se me daba mal, pero lo abandoné por causas que no vienen al cuento, luego caí en las redes de mi primer iPhone que me conquistó el corazón, y así hasta el que tengo actualmente, que no es el último modelo, pero hace unas cosas increíbles, y sin todo el lío de tener que editar las fotografías con el Lightroom, el iPhone lo tiene todo incorporado, y para mí es mi salvavidas, desde que tengo que estar al cargo de mi casa y la de mis padres, estoy que quiero y no llego a todo, así que de momento me quedo con lo que hago, que me gusta en su justa medida para mi cocina, pero claro reconozco que cuando veo fotografías tan trabajadas como las tuyas, o las de Isabel, se me cae literalmente la baba, ¡qué bonito lo haces! A mí también me suena a chino la mitad de las cosas, técnicamente soy una ignorante en fotografía, jajaja.
    Estoy pensando que voy a poner un cafecito, porque aquí hay tema para rato.
    Besitos y que pases una feliz semana mi niña preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, mi Concha preciosa muchas gracias. ¡Eres un amor!
      ¡Millón de besos!

      Eliminar