Panqués de Naranja con Arándanos Frescos y Deshidratados {Dos Opciones}

diciembre 16, 2017




Una receta más que he tenido en mi lista de pendientes por mucho tiempo. Y hablando de listas, ya he hecho la lista de recetas que quiero hacer para el próximo año, y son más de 30. Esa lista en lugar de disminuir al pasar de los meses, creo que va aumentar porque siempre me voy encontrando inspiración.

Como les decía, este panqué lo tenía en mente desde hace un buen tiempo. Pero cuando estaba a unos días de prepararlo me encontré con otra receta de panqué con arándanos. Y  esa receta era mucho más fácil.
Si no me equivoco, desde julio no les comparto una receta fácil, la última fue el "Clafoutis de Cerezas", ya era más que necesario tener una receta fácil. Yo batí crema para dos de los panqués, y ese es un paso extra. Pero la masa es súper fácil. Y si no quieren crema, quedan deliciosos también.

Tenía en mente hacer panqués con arándanos frescos y con arándanos deshidratados, y los hice. Utilicé la misma masa para ambos.

Compré moldes de aluminio desechables que miden 8 x 3 7/8 x 2 15/32 porque quería hacer unos panqués más pequeños, aunque en realidad no son tan pequeños. Pero sí tienen un tamaño menor que el de 9 x 5 in.  Para que se den una idea, 3 panqués de 8 x 3 7/8 x 2 15/32 (la medida más larga de la historia) es igual a 2 panqués de tamaño regular, 9 x 5 in. Y la receta con las cantidades a la mitad es igual a un panqué de 9 x 5 in. Espero haberme entendido y que esto no parezca un trabalenguas.

El problema estará en que si hacen uno, tendrán la difícil decisión de elegir un sólo tipo de arándanos. Bueno, eso en caso de que ambos les gusten.
¿Les gustan los frescos? 



La primera vez que yo probé los arándanos frescos en un postre fue en un cranberry pie en una visita a mis cuñados en Phoenix, y la verdad es que el sabor me recordó al chamoy, y sí fue algo muy extraño, no lo terminé (era comprado, por supuesto que no he despreciado uno casero, creo que nunca lo haría).
Superado mi trauma, me animé a hacer el "Cranberry - Apple Pie" era un pie no sólo con arándanos, también tenía manzana, y fue el balance perfecto, ¡adoré ese pie! Y por cierto, ahí les conté otro trauma que tenía acerca de las manzanas.



Los arándanos frescos tienen un sabor ácido y no estoy segura que a todos pueda gustarles por igual. ¡A mí ahora me encantan! 
 Pero por eso he hecho también un panqué de arándanos deshidratados que es más del gusto de todos y además se encuentran mucho más fácil. Quería que supieran que con cualquier tipo, quedaría muy bien la receta.

La receta tenía muchos más arándanos frescos, con la cantidad que le he puesto sentí que quedaron muy bien los panqués. Pero el panqué con arándanos deshidratados debo de admitir que podría tener un poco más, lo dejo a su elección.

El panqué con arándanos frescos es más húmedo, pero no por eso el panqué con arándanos deshidratados es menos delicioso. Sentí que el sabor de la naranja resaltó mucho más en este último, además también es ligeramente más dulce. La fruta deshidratada siempre es más dulce que la fresca, pero en este caso, la diferencia es mucho más grande ya que el arándano fresco no tiene nada de dulzor.







Panqués de Naranja con Arándanos Frescos y Deshidratados


Ingredientes.
2 panqués con arándanos frescos + 1 con arándanos deshidratados

  • 113 g de mantequilla sin sal, derretida y tibia + para moldes
  • 4 tazas (600 g) harina, todo uso + para moldes
  • 2 tazas (380 g) azúcar mascabado
  • 3 cditas. polvo para hornear (utilicé libre de aluminio)
  • 1 cdita. bicarbonato de sodio
  • 1/4 cdita. sal de mar fina
  • 2 huevos, a temperatura ambiente
  • 2 Cdas. ralladura de naranja
  • 1/2 taza (120 ml) jugo de naranja recién exprimido
  • 1 taza (240 ml) leche entera, a temperatura ambiente
  • 1 1/2 taza (150 g) arándanos frescos (para 2 panqués)
  • 1/2 taza (70 g) a 3/4 taza (105 g) arándanos deshidratados (para 1 panqué)
       para finalizar (opcional)
  • crema batida*
  • arándanos frescos
  • azúcar glass


Procedimiento.
Precalentamos el horno a 350 °F (180 °C). Engrasamos y enharinamos tres moldes de 8 x 3 7/8 x 2 15/32 in. Quitamos muy bien el exceso de harina, dejamos de lado.

En un bowl grande, mezclamos nuestra harina, azúcar mascabado, polvo para hornear, bicarbonato de sodio y sal. Dejamos de lado.

En un bowl mediano, combinamos la mantequilla, huevos, ralladura de naranja y leche con un batidor globo o tenedor.

Agregamos los ingredientes húmedos a los ingredientes secos y con una espátula de silicón, integramos de manera envolvente.
Dividimos la mezcla, 2/3 partes en un bowl y 1/3 parte en otro. Al bowl que tiene las 2/3 partes agregamos los arándanos frescos y al que tiene 1/3 parte, los arándanos deshidratados. Envolvemos hasta integrar. No sobre-batir para que los panqués queden lo más suaves posible.

Vaciamos las mezcla en los tres moldes y llevamos al horno por 50 a 60 minutos, hasta que estén doraditos y al insertar un palillo salga limpio.

Dejamos enfriar en los moldes por 10 a 15 minutos, pasado ese tiempo sacamos y transferimos a una rejilla para que enfrien por completo.

Agregamos crema batida a los dos panqués con arándanos frescos, decoramos con algunos arándanos. Espolvoreamos con azúcar glass los tres panqués.








Notas.
-Para hacer un panqué de 9 x 5 in debes utilizar la mitad de los ingredientes para la masa y necesitarás aproximadamente 1 taza (100 g) arándanos frescos o 3/4 taza (105 g) a 1 taza (140 g) arándanos deshidratados.

*Yo batí 3/4 taza crema espesa con 1 Cda. de azúcar glass para los 2 panqués con arándanos frescos.

-Los panqués con crema batida se pueden conservar hasta por 3 días en refrigeración. Será necesario sacar unos minutos del refrigerador antes de consumir para que la miga esté más suave.

-El panqué con arándanos deshidratados se puede conservar muy bien a temperatura ambiente en clima fresco-frío de 2 a 3 días.




Fuente: Receta inspirada y adaptada de Lindsay Strand vía Martha Stewart



El panqué con arándanos frescos es menos dulce, incluso mi esposo le ponía un poco de miel de abeja a cada rebanada que se servía. Para mí aunque no era muy dulce, estaba perfecto y más con esa crema batida. No me pregunten cuál es mi favorito, me es muy complicado responder esa pregunta. Mi esposo sí la pudo responder, aunque dijo que los dos le encantaron, tuvo su favorito. Para él fue el de arándanos deshidratados.


Esta receta será la última del año, la semana que viene va ser un poco ocupada. Por eso he decidido publicar hoy. Estoy en medio de unas pequeñas remodelaciones en casa, las cuales empecé en noviembre, y no las he terminado. Y sí me gustaría terminar antes de Navidad o al menos antes de que se acabe el año. El martes Saúl tiene posada en su escuela y la maestra me ha pedido ayuda, y yo con mucho gusto lo haré. Más tarde ese día tengo una cirugía, no se preocupen, nada de cuidado. No estoy enferma, es simplemente por recomendación de mi doctor. 
También tengo que terminar las compras para la cena, envolver regalos, y ya se imaginaran todo el ajetreo que traen estas fechas. Ese ajetreo bonito.

No me queda más que desearles, ¡felices fiestas!
Mis mejores deseos para el 2018. 
Los quiere,
Maribel Cota




¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

-también te puede gustar-

4 Comentarios

  1. ¡¡Hola Maribel!! Como últimamente, vengo a ver tu receta a través de facebook, pues blogger sigue obviando tus publicaciones, es posible que sea por el cambio del dominio, pero bueno, siempre que publiques, tarde o temprano lo veré y vendré a verte.
    A mi estos arándanos también me parecen un poco ácidos, me gustan más los azules, me veo añadiendo un extra de miel como tu marido a cada rebanada, ja, ja, pero es cierto que hay personas menos dulceras y les va mejor así. Divinos si que te han quedado estos panqués, con esa decoración tan simple pero bonita que le has puesto, me encantan así.
    Pues vaya con lo de la operación, espero que sea leve y enseguida estés en casa y recupérate lo antes posibles, que estas fiestas tienen que ser especiales. Y también espero que acabes pronto las reformas, son muy tediosas, pero cuando acabas y ves lo bien que queda todo, ya no te acuerdas de lo molestas que resultaron.
    Espero que pases una feliz navidad en compañía de todos tus seres queridos y que el 2018 te traiga mucho amor y mucha felicidad. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la diferencia entre los azules y estos es mucha.
      Muchas gracias Isabel, igual para ti. Mucha felicidad, salud y amor para este 2018. Te agradezco muchísimo que me sigas acompañando.

      ¡Miles de besos!

      Eliminar
  2. Hola Maribel! Gracias por la información de la cámara y del lente, seguiré ahorrando porque de momento lo veo muy complicado jeje pero ya me hago una idea e iré viendo el blog del que me hablas ;)
    Tus bizcochos me parecen fantásticos y con la crema por encima me gustan mucho más porque al ser Navidad creo que es ideal. Yo soy más de arándanos y en general de fruta fresca así que me quedo con tu bizcocho donde la fruta se hace casi mermelada al pasarla por el horno... mmm me encanta! Y sobre todo los arándanos, me chiflan! Tengo algunas recetas en el blog con ellos pero ya verás que son distintos a los tuyos, los que nos enseñas son más rojos, aquí son más morados no sé... Dependerá de la zona!
    Bueno pues ya te veré a la vuelta entonces, espero que lo de tu operación no sea nada importante y que te recuperes en un instante para gratificarnos con tus deliciosas recetas! Un beso muy fuerte y disfruta mucho de las fiestas! Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así estaba yo Marina. Ese tipo de cosas no es como que abramos la cartera y las podamos comprar, jajaj. He esperado algunos años, pero al fin tengo mi cámara y mi lente. A ahorrar se ha dicho ;)

      Los arándanos azules también me encantan, y aunque tengan el mismo nombre no se parecen en nada. El sabor de los rojos no es nada dulce y su consistencia es más durita.

      Igual para ti, ¡muchos besos!

      Eliminar