Bombones de Vainilla con Chocolate

enero 10, 2018



¿Cómo les fue en estas fiestas? ¿Comieron rico?

La cirugía que tuve salió perfecta. Lo que no fue tan perfecto fue que durante 24 horas tuve dieta liquida, reposo relativo por los siguientes 3 días y que no pude comer durante 7 días; lácteos, irritantes, grasa, alcohol y alimentos de origen porcino.

Tal vez se enteraron porque me desahogue en mis stories de instagram, ese día estaba en mi dieta liquida y fue el día que sí me la pase tumbada en el sillón. Sobre todo porque no quería que mis pocas energías a falta de comida consistente se desvanecieran. Descansar y no hacer nada está bien, me gusta. Sin embargo, cuando alguien te dice que lo tienes que hacer (en este caso, mi doctor), ya no es tan divertido.

 Y no me quejo tanto, porque el reposo al final me sirvió. Además de disfrutar el no hacer nada, me sirvió para ver un maratón de una de mis series favoritas y que desde septiembre quería ver.
En un día miré casi todos los episodios con los que estaba atrasada, ¡7! Ustedes me dirán si eso es demasiado o que eso no es nada, han visto más que yo.

Los dos días siguientes ya no fue tanto de reposo porque tenía que empezar a preparar algunas cosas en casa para la cena del 24 de diciembre.

Mi esposo me dijo que prepara algo que yo pudiera comer (ese día aún estaba en mi dieta restrictiva), pero ya había hecho casi todas las compras de la cena y no quería "arruinar" la cena a los demás. Y al final sí comí en el recalentado dos días después.



Por cierto fue toda una odisea hacer la cena, era casi como hacerla a ciegas. Porque no podía probar casi nada. A todo mundo le pasaba la cuchara para que probara; mi hermana decía que estaba salado, mi hermano que le faltaba sal y mi esposo que estaba perfecto. No se ponían de acuerdo. Lo bueno es que también estaba mi mamá ayudándome.

 Para mí fortuna el azúcar estaba permitida y mientras no tuviera grasa el postre o bebida estaba bien, así que me desquité con el ponche, fue lo único navideño que puede comer/beber.

Ah, y también me desquité en Año Nuevo, ese día pude comer todo lo que se me puso enfrente.



El 31 de diciembre comí casi todo lo que tenía prohibido. Excepto por el alcohol, cuando estaba a punto de tomar una copa de pinot noir ya se había acabado y no se me antojaba ningún otro tipo de vino o licor.

Quiero aprovechar para agradecer todos los mensajes que me enviaron en las publicaciones de mis stories cuando les conté acerca de mi dieta y mi reposo a causa de la cirugía. Nunca había recibido tantos mensajes. En verdad les agradezco todos los buenos deseos de pronta recuperación y que me dijeran que comerían rico por mí. ¡Gracias por todo ese apoyo moral tan bonito!



¿Empezamos con la receta?
Hice bombones a finales de noviembre o a principios de diciembre (no recuerdo con exactitud) pero no me quedaron. Fue de esas pocas recetas que a la basura fue a dar.

Muy seguido me pasa que una receta no me queda como esperaba, la más reciente fue la "Chocolate Caramel Tart". Pero al final, aunque no es algo que comparta en el blog, sí es algo que podemos comer. Un postre incomible eso sí es algo que contadas las veces me ha sucedido. Esa receta de bombones la tuve en la mira por casi dos años, y lamentablemente no era nada buena. Tenía un sabor muy desagradable a grenetina, sabía demasiado.



El viernes pasado (que fue cuando hice esta deliciosura de receta) ya no quería experimentar con otra receta, así que hice el bombón que utilicé en mis "Barras de Bombón con Galleta, Mermelada de Zarzamora y Cubiertas de Chocolate" que fueron inspiradas en Donna Hay. Sólo le hice un pequeño cambio, le quité 1/4 taza de azúcar. ¡Menos azúcar en un postre siempre es una buena noticia!

El método para reposar, cortar y en si dar forma los bombones, lo tomé de diferentes fuentes. Pero sobre todo de Thomas Joseph de Everyday Food. Tengo muchísima confianza en él, todos los tips que da son excelentes.

No sabía si poner o no chocolate a los bombones, porque en ese momento tenía antojo de chocolate. Al final seguí mi instinto y mi antojo. El chocolate nunca está demás.
Si quieren los bombones al natural, serán deliciosos solitos o tal vez quieran más chocolate y bañarlos. Esa sería una excelente decisión




Bombones de Vainilla con Chocolate


Ingredientes.
16 bombones.

Para el Bombón Casero:
  • 2/3 taza (166 ml) agua caliente + 1/2 taza (120 ml) agua sin calentar
  • 2 Cdas. grenetina (gelatina natural)
  • 1 1/4 taza (250 g) azúcar granulada blanca
  • 2/3 taza (230 g) glucosa liquida*
  • 1 cdita. extracto de vainilla
      Para finalizar 
  • 1/2 taza (60 g) azúcar glass
  • 1/2 taza (60 g)  maicena (fécula de maíz)
  • 60 g chocolate 60 % - 70 %, derretido** (opcional)
  • sprinkles de chocolate (opcional)


Para el Bombón:
Preparamos un molde cuadrado de 20 cm con papel encerado, dejamos excedente de papel en las orillas para cubrir el bombón, engrasamos muy bien todo el papel con una brocha humedecida con aceite. Esto evitará que el bombón se pegue.
También engrasamos una espátula de silicón y una espátula (de preferencia con ángulo) que se van a utilizar más adelante.

En el bowl de la batidora agregamos los 2/3 taza de agua caliente y la grenetina, mezclamos y dejamos de lado.

En una olla agregamos la 1/2 taza de agua junto con el azúcar y glucosa, cocinamos a fuego medio hasta disolver el azúcar. Incrementamos la temperatura y dejamos que hierva. Cocinamos sin mezclar por 5 a 7 minutos, o hasta que un termómetro de caramelo registre la temperatura de 239 °F (115 °C).
Con la batidora a velocidad alta y con el aditamento de globo, gradualmente y de forma de hilo, agregamos la mezcla de la olla a la batidora, -este paso se debe hacer con mucho cuidado-.
Batimos por 3 a 5 minutos o hasta que la mezcla espese y agregamos el extracto de vainilla.

De inmediato pasamos la mezcla al molde con la ayuda de una espátula de silicón y emparejamos con una espátula. Cubrimos el bombón con el excedente de papel en las orillas. Dejamos reposar a temperatura ambiente por 3 a 4 horas o hasta durante toda la noche. También se puede refrigerar por 30 minutos a 1 hora, hasta que esté firme.


Para el Armado:
En un bowl grande mezclamos el azúcar glass con la maicena. Dejamos de lado.

En nuestra mesa de trabajo agregamos generosamente azúcar glass/maicena. Con cuidado sacamos el bombón del molde, retiramos el papel encerado y lo ponemos sobre nuestra mesa. Engrasamos un cuchillo, y cortamos en 16 piezas.

Pasamos algunos de los bombones al bowl y cubrimos muy bien de azúcar glass/maicena. Después los pasamos a un cernidor para quitar el exceso. Seguimos con todos los bombones hasta terminar.

Colocamos los bombones sobre una bandeja con papel encerado y decoramos con el chocolate derretido y los sprinkles.







Notas.
*La glucosa liquida se puede adquirir en tiendas de materias primas para repostería.

**El chocolate se puede derretir a baño María o en el microondas con intervalos de 30 segundos. Y previamente debe estar troceado.

-Para decorar con el chocolate, pueden utilizar un cornet de papel encerado, una bolsa ziploc o una cuchara/tenedor.

-Los bombones en un contenedor hermético pueden durar hasta por 4-5 días a temperatura ambiente.



Yo soy realmente fan de los bombones, soy de esas personas que si le ponen una bolsa enfrente no para hasta que terminen. Pero tengo que decir que los bombones caseros son mucho mejor que cualquier bombón que puedan comprar. ¡Son más suaves y más deliciosos!






¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

-también te puede gustar-

8 Comentarios

  1. ¡¡Hola Maribel!! Me alegro mucho de que ya estés mejor y que ya puedas hacer vida normal. Oh, me perdí tu stories, me hubiera gustado verlo, pero es que no suelo ver los stories, no me da la vida para tanto, esto de trabajar y llevar un blog, es muy complicado a veces, pero de verdad que si lo llego a saber, el tuyo no me lo pierdo.
    Yo también soy muy fan de estos bombones, de pequeña, era mi dulce preferido y cuando me daban dinero los domingos, iba siempre al kiosko a comprar unos cuantos de estas nubes de azúcar, como las llamamos aquí. Yo también las hago a veces caseras y se las suelo regalar a los niños que les doy clase, les encantan, también me dicen que están más buenos y blandos que los que venden.
    Yo no les pongo glucosa, les hago un almíbar a punto de bola fuerte y me funciona, quedan muy bien.
    Me gusta mucho tal cual los has dejado, con ese blanco impoluto y tan esponjosas, Maribel, qué tentación. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que probar esa técnica, no siempre tenemos glucosa en casa. ¡El almíbar es una excelente idea!
      Muchas gracias Isabel, ¡miles de besitos!

      Eliminar
  2. Hola Maribel! Estaba con la duda, no sabía muy bien lo que eran tus bombones porque a mi me parecía nubes y ahora que leo el comentario de Isabel, me confirma que se trata de nubes jeje! A mi me gustan mucho pero es verdad que nunca pensé en hacerlas caseras, tienen que estar deliciosas porque tienes razón, al ser caseras serán doblemente más ricas! Y te han quedado preciosas!
    Igual que Isabel, me perdí tus stories... intento ver algunas pero a veces no me da para verlas todas! Me alegro de que estés ya recuperada del todo y que puedas comer normal, con lo golosas que somos nosotros, ponernos una dieta así es un suplicio jeje!
    Un besote muy fuerte y Feliz Año bonita!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tantos nombres diferentes que hay para estos dulces.
      La verdad es que sí, fue todo un suplicio, pero afortunadamente fueron sólo unos días.
      Feliz Año bonita, ¡uno de mis tops del año pasado, fue conocido!

      Eliminar
  3. Maribel, no sabía nada y ya sabes que esto es como una gran mesa camilla (con todos sentados cotorreando) y nos enteramos de todo aunque yo tarde en esta ocasión. Me alegro que estés bien aunque me imagino que con hambre y viendo y haciendo todo el menú de la nochebuena imagino el sacrificio.
    Lo único bueno es haberte pegado gran sesión de cine de series, creo que algún día que hemos estado encasa con lluvia y sin muchas ganas de hacer nada nos hemos pegado una gran panzada de series completas. Una gozada.
    Bueno, tus bombones, maravillosos, aunque para mí creo que con tanto azúcar no sé si lo podría hacer, pero me han parecido preciosos y muy bien realizados, como siempre por otra parte.
    Te deseo un año nuevo con toda la salud y felicidad del mundo.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? ¡Toda una gozada!
      Te parecerá difícil de creer, pero a mí también a veces me dan miedo las recetas al ver la cantidad de azúcar, jajaja. Te entiendo.
      Igual para ti Patty, te agradezco mucho todos tus lindos comentarios y buenos deseos. Te deseo un año más que extraordinario.
      ¡Muchos besos!

      Eliminar
  4. Buenos días Maribel, no sabía nada de ti hace semanas y te he buscado para ver qué publicabas, y me encuentro con que has estado malita, espero que sea leve, y que esa operación que te hicieron no sea de cuidado. Por lo visto ya te desquitaste comiendo en año nuevo, jajajaja.
    Estas nubes me vuelven loca, por eso no las compro, porque pierdo el norte si las tengo delante. El plan que propones, cine, sofá, manta y bombones, para mí es una utopía, deseos que no se cuando podré ver realizados porque estar entre dos casas no me deja un minuto de tregua.
    Me alegra mucho verte de nuevo, a ver si arreglan esto y te tengo de nuevo en mis novedades de blogroll.
    Besitos y achuchones, esperando que no te recuperes al cien por cien ya. Feliz domingo mi niña preciosa ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, sí, como debió ser.
      Gracias mi Concha preciosa, feliz día, feliz año. Nunca me cansaré de agradecer lo linda que eres conmigo. ¡Muchos besitos y achuchones!

      Eliminar