Galletas de Corazón con Chocolate {Perfectas para San Valentín}

enero 24, 2018


La  receta de hoy se las tengo prometida desde que hice  las "Galletas de Mantequilla". Para que vean que tarde que temprano les cumplo lo que prometo. He de admitir que me gustaría que siempre fuera más temprano que tarde.

Esta masa es muy básica, es el tipo de masa que está perfecta para hacer galletas decoradas, de esas que están hermosas y llenas de glaseado.
Ya les había contado que hace algunos años decoraba galletas (o eso intentaba), pero que al final me di cuenta de que eso no era lo mío. Además de que Saúl no disfrutaba ese tipo de galletas, porque no le gustan ni las galletas ni los pasteles con colores brillantes. Ah, excepto por los macarons (los ama), creo que sobre todo tiene que ver con los glaseados y betún de colores.

Decorar galletas, aunque se lleva su tiempo (cuando son muy elaboradas) es muy relajante.
En Navidad también acostumbraba decorar galletas con lindos colores. Eso terminó cuando Saúl creció un poco y empezó a comer postres, y ese tipo de galletas como les decía, no fueron de su agrado.
Cuando vamos a una fiesta nunca come pastel, si fuera un pastel con betún de chocolate lo haría. Pero en las fiestas infantiles, siempre son muy coloridos.

Un blog que me la pasaba viendo en ese entonces, era el Sweet Sugarbelle. Si les gusta la decoración de galletas, es un sitio que van a adorar.


La masa está hecha de manteca vegetal y mantequilla, si quieren una receta de sólo mantequilla, tienen que probar esta.

Me encanta la masa que les comparto hoy, porque es muy fácil de trabajar. No la tienen que refrigerar en ningún momento, y hasta a mano la pueden hacer. Esta vez yo no la hice así porque la manteca que tenía aunque estaba a temperatura ambiente, tenía una consistencia un poco dura. Y sabía que me costaría un poco de trabajo mezclar con mi cuchara, así que decidí prender la batidora.
Sólo necesitan un bowl y una cuchara de madera, y después sus manitas para integrar la masa, si quieren evitar la batidora.


Y como esta masa está diseñada para galletas que estarán llenas de glaseado por encima, no es muy dulce. Con el chocolate se balancea un poco el sabor, pero si las quisieran más dulces pueden agregar un poco más de azúcar a la masa. En las notas les pondré la recomendación, y/o, también se me ocurre bañarlas completamente de chocolate, ¡quedarían excelente!


Otra opción es hacer un glaseado y decorarlas a su gusto, o si las quieren mucho más sencillas, pueden espolvorearlas generoso con azúcar antes de llevarlas al horno y quedarían deliciosas. Ya me las imagino acompañando un cafecito.


La receta está inspirada en una preciosa fotografía que miré el año pasado en el instagran Martha Stewart. Hasta el momento he hecho dos recetas sólo porque mis ojitos se iluminaron el ver una fotografía de esa cuenta. ¿Recuerdan el "Sponge Cake con Fresas"?

Esta vez sí fue pura inspiración por el look de las galletas, porque la receta de la masa es una adaptación de una receta que me enseñaron hace años en una pequeña clase que tuve de decoración de galletas.











Galletas de Corazón con Chocolate


Ingredientes.

12 galletas grandes y 30 galletas medianas aproximadamente.

  • 113 g mantequilla, sin sal a temperatura ambiente
  • 112 g manteca vegetal, a temperatura ambiente
  • 2 huevos, a temperatura ambiente
  • 2 cditas. extracto de vainilla
  • 2 3/4 taza (413 g) harina, todo uso + para trabajar la masa
  • 1/2 taza (100 g) a 3/4 taza (150 g) azúcar granulada blanca *
  • 1/4 cdita. polvo para hornear
  • 1/8 cdita. sal de mar fina
  • 60 g chocolate blanco, aproximadamente (derretido)**
  • 60 g chocolate rosa, aproximadamente (derretido)**


Procedimiento.
Precalentamos el horno a 350 ºF (180 ºC). Preparamos dos charolas o placas con papel encerado.
En el bowl de la batidora acremamos la mantequilla, manteca y el azúcar (si es KA. con el aditamento de pala) a velocidad media-alta hasta que los ingredientes estén unidos, por cerca de 2 minutos.

Bajamos un poco la velocidad, agregamos los huevos uno a uno y la vainilla. Limpiamos el bowl con una espátula de silicón. Con la velocidad en minímo, agregamos nuestra harina poco a poco, la sal de mar y polvo para hornear.
Seguimos batiendo a velocidad baja hasta que la masa comience a integrarse.

Enharinamos nuestra mesa de trabajo y estiramos la masa con la ayuda de un rodillo. Agregamos harina conforme sea necesario para que no se peque a la mesa ni al rodillo. La estiramos hasta obtener un grosor aproximado de 0.7 cm.
Cortamos las figuras con cortadores de corazón. Yo utilicé uno de 6 cm y otro de 7.5 cm de altura.
Colocamos las galletas en las charolas/placas, dejando un poco de espacio entre cada una. Unimos la masa sobrante y repetimos el proceso.

Si utilizan dos tamaños, les recomiendo usar una charola diferente para cada tamaño, ya que el tiempo de horneado será distinto.

Llevamos al horno por 17 a 20 y/o 20 a 23 minutos (depende del tamaño) hasta que estén ligeramente doradas en las orillas. 
Dejamos enfriar por completo.

Acomodamos las galletas sobre una charola o rejilla con papel encerado. Vaciamos el chocolate derretido en bolsas tipo ziploc y cortamos la punta. Decoramos haciendo movimientos circulares (o como gusten) por todas las galletas.
Dejamos que el chocolate endurezca, ¡y ya están listas!







Notas.

*Como ya les comenté, la masa no es muy dulce. Si gustan que sea ligeramente más dulce les recomiendo agregar 3/4 taza de azúcar.

**El chocolate se puede derretir a baño María o en el microondas con intervalos de 30 segundos, y previamente debe estar troceado. Sin embargo, cuando se hace en microondas siento que se calienta mucho más, y al vaciar en las bolsitas ziploc deben tener cuidado para no quemar sus manos.Yo lo hice a baño María en esta ocasión por ese motivo, además de que es más fluido cuando se derrite con esta técnica.

-Las galletas pueden durar en un contenedor hermético y a temperatura ambiente hasta por 4 días.






Tal vez se pregunten que si al tener un poco de color estas galletas a mi hijo le gustaron, el chocolate es otra historia. Él come cualquier tipo de chocolate, incluso el amargo. De hecho creo que esta vez Saúl fue el que comió más galletas, le gustaron muchísimo.




¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

-también te puede gustar-

2 Comentarios

  1. Pero qué bonitas Maribel!! Me gustan muchísimo y la receta también. Me gusta porque no necesitan ir previamente a enfriar la masa y aún sin ese proceso, salen del horno tal cual, porque hay muchas masas que se deforman al hornear y estas galletas salen perfectas.
    Y que no sean muy dulces es lo mejor, sobre todo si se van a decorar, glasear o añadir chocolate. Una propuesta para San Valentín fantástica Maribel. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es lo que más me fascina de esta receta! Un paso menos que hacer con la masa.
      ¡Muchas gracias! Besitos, Isabel.

      Eliminar