Cheesecake

febrero 08, 2018




Al igual que las "Galletas de Corazón con Chocolate", este cheesecake también se los tenía prometido. ¿Recuerdan que se los compartí en facebook? Ya haya pasado más de un año de eso, ¿lo pueden creer? La primera vez hice el cheesecake sólo los antoje con una fotografía.

Tarde tiempo porque hacer un postre que tenga casi un kilo de queso crema, aunque no lo crean para mí son palabras mayores. Y tal vez no lo fueran si siempre tuviera la oportunidad de compartir todo lo que horneo. 
Me espere para una ocasión especial...

En Navidad siempre acostumbramos además de las galletas para Santa, comer de postre algo tradicional mexicano. Ya sean buñuelos con miel de piloncillo o tamales dulces (o ambos). Esta pasada Navidad, tuvimos ambos. Aunque como saben yo no pude disfrutarlos hasta días después debido a mi cirugía.

Para la cena de Año Nuevo, acostumbramos comer un postre no tan tradicional, y cada año ha sido diferente. Los 3 primeros años de casada por más que lo pienso no puedo recordar. Pero los siguientes años sí, y en el blog tengo algunos de esos postres. Para despedir el 2013 hice clafoutis individuales, no tengo esa receta exacta, pero pueden ver el Clafoutis de Cerezas y el  Clafoutis de Zarzamoras. En el  2014, Chocolate Bourbon Pecan Pie. Horneé un Bundt Cake de Chocolate Relleno de Cheesecake de último momento en el 2015. Y como quería compartirles una Rosca de Reyes los primeros días de enero del 2017, días antes tenía que hacerla y una Rosca de Reyes fue el postre de la cena del 2016.

El 2017 fue despedido con el cheesecake que les comparto hoy.



La base del cheesecake está hecha con harina, mantequilla y azúcar. Originalmente la receta tenía un poco de harina de almendra, y así lo hice la primera vez. Pero a mí parecer no es un ingrediente primordial, así que lo quite en esta ocasión. Es un ingrediente menos que agregar a la base.
Así también queda deliciosa, ¡sabe a una galleta de mantequilla!



Para el relleno lo único que tenemos que hacer es procesar o licuar todos los ingredientes, ¡y ya está!
Aquí no ocupamos batidora.

El relleno originalmente era una mezcla de ricotta con queso crema, pero yo lo hice más clásico. 
Tiene 100 % queso crema.



El queso ricotta no es tan común encontrarlo en Tijuana. Y el día que compré uno en un Costco de mi ciudad para un postre de San Valentín hace 3 o 4 años quedó totalmente arruinado. Además de que no me di cuneta que era salado, la consistencia quedó muy extraña. Tiempo después me encontré con queso ricotta en San Diego, y lo compré. En ese momento me di cuenta que aquel queso ricotta que había comprado en antes, era totalmente diferente en cuanto a textura y sabor. Esta de más decirles que ya no volví a comprar ese queso raro que ni en la lasaña quedó bien. 

Lo más extraño es que Costco es uno de mis lugares favoritos para comprar, y hemos comprado muchos tipos de quesos que nos encanta, pero ese queso fue un fail.

Para la próxima vez haré un cheesecake con los dos tipos quesos porque estoy segura que también quedará muy bueno. 




Cheesecake


Ingredientes.

Para la Base:
  • 1 taza (150 g) harina, todo uso
  • 1/4 taza (50 g) azúcar granulada
  • 90 g mantequilla sin sal, fría y cortada en cubitos

Para el Relleno:
  • 830 g queso crema, a temperatura ambiente (utilicé Philadelphia)
  • 4 huevos, a temperatura ambiente 
  • 1 1/3 taza (267 g) azúcar granulada blanca
  • 1 Cda. ralladura de limón amarillo
  • 1/4 taza (60 ml) jugo de limón amarillo
  • 1 cdita. extracto de vainilla
  • 1 1/2 Cda. fécula de maíz (maicena)
  • 1 1/2 Cda. agua
  • + mantequilla para engrasar molde
      Para finalizar    
  • 2 1/2 taza (350 g aprox) frutos rojos mixtos, utilicé frambuesas y zarzamoras
  • azúcar glass


Procedimiento.
Para la Base:
Precalentamos el horno a 320 ºF (160 ºC).

Procesamos todos los ingredientes en un procesador hasta formar migas. 
Preparamos un molde desmoldable de 9 in (23 cm) con un trozo de papel encerado. No es necesario cortar con la misma circunferencia del molde, sólo cortamos un trozo rectangular que cubra más del fondo del molde, ponemos sobre el círculo de la base y posicionamos la otra parte del molde encima. Parte del papel saldrá del molde ya armado.

Colocamos la masa de la base y con nuestros dedos presionamos hasta cubrir todo el fondo del molde, después nos ayudamos de una cuchara para que quede liso.
Llevamos al horno por 15 a 25 minutos, hasta que esté ligeramente dorado en las orillas y aún pálido al centro.
Dejamos que enfríe ligeramente, mientras hacemos el relleno.


Para el Relleno:
En un bowl pequeñito mezclamos el agua y la fécula de maíz. Licuamos o procesamos todos los ingredientes del relleno junto con la mezcla de agua/fécula de maíz hasta que esté completamente integrado y suave.
Engrasamos la orilla del molde con mantequilla para evitar que se pegue el relleno. Vaciamos el relleno y damos unos golpes al molde para sacar cualquier burbuja de aire, y con una espátula alisamos.

Llevamos al horno por 60 a 75 minutos.
Para que me quedará doradito en las orillas yo subí la temperatura del horno en los últimos 20-25 minutos a 180 ºC.
Dejamos reposar 1 hora en el horno apagado y con la puerta cerrada.

Llevamos por 2 a 3 horas a refrigerar, hasta que esté frío.
Pasamos una espátula por toda la orilla del molde para sacar con más facilidad el cheesecake.
Desmoldamos, y decoramos con los frutos rojos y azúcar glass.






Notas.
-El cheesecake puede refrigerarse por hasta 3 a 4 días, sólo que las frutos rojos van perdiendo su brillo al paso de los días.

-Si ya tiene varias horas refrigerado el cheesecake (más de 5 horas) será necesario sacar y dejar por unos minutos a temperatura ambiente. Ya que el queso y la galleta se endurecen al refrigerar. Sabe muy rico, pero la textura del queso no es tan untuosa cuando ya ha pasado varias horas en el refrigerador.




Fuente: Receta inspirada y adaptada de Donna Hay para Master Chef Australia vía tenplay



Este cheesecake es lo MÁXIMO, no es tan espeso como el original New York cheesecake pero tampoco es tan ligero. Para mí tiene el balance perfecto. 
El toque de limón le da un sabor buenísimo, y llenarlo de frutos rojos fue la mejor decisión.






¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

-también te puede gustar-

6 Comentarios

  1. Querida Maribel, ya ves, lo prometido es deuda y aquí me tienes en primera fila disfrutando con tu Cheesecake ¡Qué maravilla! Todo lo haces tan bien, que dan ganas de quedarse a vivir en tu cocina.
    Me gusta mucho la tarta de queso, esta Navidad también hicimos mi hermana Pilar y yo una pero con gelatina en polvo, y queso crema, la verdad es que quedó con textura tipo Mousse, muy ligera y con un sabor ligero a limón espectacular, aunque no va horneada y nos abrevió mucho trabajo, ya sabes que precisamente es tiempo lo que no me sobra.
    Hace años hacía una para celebrar mi cumpleaños con requesón que es un queso similar a la ricotta italiana, y era una delicia, lo que pasa es que dejé de hacerla y perdí mi receta que no tenía anotada sino memorizada, y a veces es natural que después de tanto tiempo me resulte imposible recordar sobretodo las cantidades de ingredientes.
    La tuya se ve fabulosa, la combinación con los frutos rojos es perfecta con cualquier dulce, y con el queso a pesar de no ser salado contrasta de una manera especial donde seguro cada bocado será una auténtica locura.
    Y hablando de compras por cierto ¿sabes que en Sevilla tenemos un Costco? Es alucinante lo que puedes encontrar allí, me gusta ir con mis hermanas y cargarme de caprichos jajajaja. Lo único malo es que para poder comprar tienes que hacerte socio y pagar una cuota anual, que a mí no me interesa ya que me pilla lejos de casa como unos 20 km o más, pero es un sitio que engancha.
    Un millón de besos mi niña preciosa, gracias por regalarnos toda tu dulzura.
    PD: el otro día me suscribí a tu newsletter para no perderme ni una más, yo también te he echado de menos ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola mi Concha preciosa!
      Ese postre me imagino que les quedó de lo más delicioso. Acá también venden requesón pero hasta el momento sólo lo he encontrado salado, y para los postres un poquitín de sal está bien, pero no más.

      A veces abusamos de nuestra memoria, y creemos que todo se va a quedar ahí. Luego nos damos cuenta de que no, jajaj. Es una verdadera pena que no recuerdes la receta, tal vez tocará experimentar un poco hasta dar con ella otra vez ;)

      En mi ciudad tenemos 2, y en San Diego hay más todavía. Hasta el momento sólo hemos visitado 3 de ellos. Y sí, es un sitio que engancha. Sí, tienes que ser socio. Pero a nosotros nos sale más barata. Porque cada año va una persona de Costco a la empresa en la que trabaja mi esposo y le dan un descuento por la menbresía, creo sale en la mitad.

      Muchas gracias, ¡un millón de besos! Feliz fin de semana.

      Eliminar
  2. Hola Maribel! Qué pinta tiene ese cheesecake madre mía! Me encanta lo cremosito que te ha quedado pero con tanto queso no me extraña jeje! A mi no me importa porque soy una queso-addict total, francesa tenía que ser jaja! No me gusta cuando me pasa algo como a tí, compras una cosa pensando que es lo que buscas y resulta que es incomible joe... así de veces me ha pasado!
    Estoy viendo que en Sevilla hay un Costco... al final voy a tener que ir a visitar a nuestra amiga Concha sí o sí, no sé si lo hay en Madrid que vivo a unos 120 km de allí pero miraré porque tengo curiosidad por descubrir esta tienda de la cual estoy oyendo hablar a menudo ya...
    Un besito fuerte Maribel, nos vemos pronto ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, por supuesto. Así como lo mexicanos no podemos vivir sin chile, ustedes sin queso.
      Lo tienes que visitar, hay tantas cosas. Y como me gustaría visitarlo con ustedes, porque cambian mucho los productos que tienen en cada Costco, sobre todo si hablamos de un país diferente. ¡Debe tener cosas muuuuuy buenas!

      Un beso fuerte, ¡hasta pronto!

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Maribel!! Al final he hecho lo mismo que Concha, suscribirme a tu newsletter, porque ya se me había pasado esta entrada también. Y por nada en el mundo me hubiera gustado perderme esta riquísima cheesecake!! Se ve realmente deliciosa, y con esos frutos secos coronándola, aún se ve más estupenda.
    El limón le va muy bien a las tartas de queso, yo le suelo poner zumo de limón, sobre todo a las que van en versión fresca, sin horno, le da un sabor estupendo, así que imagino lo rica que ha tenido que estar esta tarta. Además, después de una comida o cena copiosa, es una tarta estupenda para terminar la velada con ella. Besitos.

    ResponderEliminar