Keto Chocolate Cake

mayo 12, 2020




Día 56, y he pasado de todo, desde; "quiero ser productiva porque nunca volveré a tener tiempo libre", hasta; "quiero dormir y descansar porque nunca volveré a tener tiempo libre".
En ese dilema me he encontrado varias veces.
Han habido días en los que me he puesto a hacer limpieza profunda en mi casa, y otros en los que sólo quiero estar en mi sillón viendo Netflix. Días en los que tuve toda la energía del mundo, y días en los que no. 

Pero les contaré desde el principio, cómo comenzó para mí todo esto. Fue un día 11 de marzo, ese día noté lo serio de la situación. Lo tomé con toda calma y tranquilidad, y empecé a hacer la lista de compras que necesitaríamos de Estados Unidos (porque como algunos saben vivo en la frontera) sabía que sería complicado hacer compras de nuevo por algún tiempo allá. Esto fue el sábado 14 de marzo, cruzamos a San Diego muy temprano, y sí se sentía muy diferente, el ambiente era tenso. Algunos pasillos estaban vacíos, sobre todo el de latas y papel de baño, ¿por qué el de papel de baño?

Afortunadamente ya que fuimos a hacer nuestras compras temprano y aunque había más personas de lo habitual en las tiendas (todas las cajas estaban abiertas y el tiempo de espera fue muy poco. Y esto se repitió en 3 mercados a los que fuimos, más gente de lo normal, con carritos de compras abarrotados y estantes vacíos.
Y efectivamente, cerraron la frontera de México con Estados Unidos para viajes no esenciales desde el 21 de marzo.

El martes 17 de marzo fue el último día de clases de mi hijo, en ese momento sólo serían dos semanas sin clases y teníamos tareas suficientes para trabajar. Las dos semanas siguientes serían las vacaciones por Semana Santa. Se pensaba que regresaríamos a clases un 20 de abril, claro, no fue así.
El 18 de marzo empezó mi cuarentena voluntaria viendo todo lo que estaba pasando alrededor del mundo.




El 24 de marzo el gobernador de mi estado decidió cerrar establecimientos y empresas que no prestaban servicios esenciales. Mi esposo desafortunadamente no pudo quedarse en casa por su trabajo.

El regreso a clases fue muy distinto, el 20 de abril mi hijo regresó a clases en linea.
Cada día esto va mejor y nos hemos ido adaptando. Ahora que mi hijo regreso a clases la rutina está más presente, mi día consiste en casi lo mismo de siempre (trato de pensar que es así), y apoyar a mi hijo con sus clases.

Sí, no sé lo que pasa afuera, sólo puedo imaginar y preguntar a mi esposo. Hace unos días noté que ya me estaba acostumbrado a mi nueva forma de vida, la capacidad de adaptación que tenemos como seres humanos es increíble. 
Aún así todo esto me sigue pareciendo tan irreal, a veces lo pienso y me parece estar en un sueño, como si esto en realidad no estuviera pasando...

Y sí, al principio tomé esto con calma, pero no les puedo negar que ha habido algunos momentos tristes en todo este tiempo, y algunas lagrimas, pero a veces lagrimas también bonitas, de esas que son el resultado de ver algo que te conmueve.

Podría seguir platicando con ustedes, pero creo que es hora de empezar con la receta, ¿les parece?
Hoy les traigo un pastel de chocolate keto o cetogénico, está hecho de harina de almendra y de coco. Tiene monkfruit Lakanto que es un sustituto de azúcar 0 calorías y 0 indice glucémico. Es una mezcla de eritritol y extracto de monkfruit, su sabor es muy similar al azúcar regular. Este pastel es perfecto para los que están en dietas cetogénicas y para los que están cuidando su consumo de azúcar por motivos de salud. 





Keto Chocolate Cake

Ingredientes.

Para el Cake de Chocolate:
  • 1 1/2 taza harina de almendra
  • 3/4 taza harina de coco
  • 3/4 taza monkfruit Lakanto (sustituto de azúcar)*
  • 3/4 taza cocoa o cacao en polvo crudo (raw cacao powder)**
  • 1 cdita. bicarbonato
  • 2 cditas. polvo para hornear
  • 1/4 cdita. sal del Himalaya
  • 6 huevos, a temperatura ambiente
  • 1 lata (400 ml) leche de coco*** o crema ácida, a temperatura ambiente
  • 1 1/2 taza café fuerte, caliente
  • 1/4 taza chispas de chocolate keto o chocolate 100%, derretido
  • 1/4 taza aceite de coco o mantequilla derretida + para molde
  • 1 Cda. vinagre de sidra de manzana
  • 2 cditas. extracto de vainilla

Para el Frosting:
  • 210 g queso crema, a temperatura ambiente
  • 210 g mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 3/4 taza moonfruit Lakanto en polvo****
  • 4 a 5 Cdas. cocoa o cacao en polvo crudo (raw cacao powder)
  • 1/2 cdita. polvo de espresso (opcional)
  • 1/8 cdita. sal del Himalaya
  • Flores orgánicas y libres de pesticidas para decorar, yo utilicé flor de durazno

Procedimiento.

Para el Cake de Chocolate:
Precalentamos el horno a 350 °F (180 °C). Preparamos tres moldes de 7 in (18 cm) con aceite de coco o mantequilla, círculos de papel encerado en la base y cubrimos los moldes con cocoa o cacao en polvo. Quitamos muy bien el exceso.

En una taza medidora grande o un bowl, mezclamos todos los ingredientes húmedos; huevos, crema o leche de coco, aceite o mantequilla, chocolate derretido, vinagre de sidra de manzana, extracto de vainilla y café caliente. 

En un bowl grande agregamos todos los ingredientes secos, incluyendo el azúcar. Mezclamos con un batidor globo hasta integrar. 
Agregamos los ingredientes húmedos al bowl de los ingredientes secos, mezclamos muy bien hasta obtener una mezcla uniforme.
Repartimos la mezcla en los moldes que preparamos previamente. Se puede utilizar una báscula o tazas medidoras para que los moldes tengan la misma cantidad.

Horneamos durante 35 a 45 minutos, y en 3/4 partes del tiempo estimado rotamos los moldes en el horno para que se horneen parejo. Al insertar un palillo debe salir limpio. No sobre-hornear.

Enfriamos en una rejilla por 15 minutos. Después pasamos un espátula por la orilla del pastel y delicadamente lo invertimos, retiramos el papel encerado y dejamos en la rejilla para enfriar por completo. Estos pasteles quedan casi planitos, así que no será necesario emparejar con el cuchillo de sierra.


Para el Frosting:
Batimos el queso crema y  la mantequilla por 2 a 3 minutos (con el aditamento de pala en KA) hasta que esté suave y esponjosa la mezcla. Agregamos el azúcar en polvo Lakanto, la cocoa o cacao y el espresso instantáneo, batimos por 2 minutos más.


Para el Armado:
Colocamos la primera capa boca abajo sobre un plato o base, agregamos 3/4 taza de frosting y esparcimos con una espátula, seguimos con otra capa de pastel boca arriba y con 3/4 taza de frosting, la última capa la colocamos boca abajo. Limpiamos las orillas y excesos de frosting con una espátula  y con un trapo de cocina. En el caso de que queden huecos sin frosting, agregamos un poco más con un manga o bolsa ziploc para tener más control de la cantidad que agreguemos. El resto de frosting lo esparcimos en la última capa, y por último decoramos con flores.






Notas.
*El azúcar Lakanto está hecho de eritritol y extracto de monkfruit. Pueden utilizar la marca que tengan a la mano, teniendo en cuenta los ingredientes de este azúcar. Si utilizan otro tipo de sustituto de azúcar, recuerden que puede variar en dulzor, y probablemente tengan que ajustar la cantidad.

**El cacao en polvo crudo que me gusta utilizar es Terrasoul. Para la cocoa utilizo Rodelle, y en el caso de no tener Hershey´s cocoa es otra marca que utilizo. En esta ocasión yo utilicé la cocoa Rodelle, que aunque es Dutch-processed, esta marca se puede utilizar en recetas que requieran cocoa regular o Dutch-processed. Con otras marca no les recomiendo sustituir una por otra ya que actúan de manera diferente, hace 4 años gracias al intercambiar la cocoa tuve como resultado unos cupcakes tiesos.

***Se utiliza leche de coco en lata ya que es más concentrada que las otras presentaciones, recuerden comprar leche de coco sin azúcar ya que al menos en México se acostumbra agregar azúcar a la leche/crema de coco. Y también recuerden evitar la leche de coco reducida en grasa, este es un postre keto.

****Yo no tenía monkfruit Lakanto en polvo, así que licué por 60 segundos el sustituto de azúcar, y listo. 

-Este pastel se conserva muy bien hasta por 3 a 4 días en el refrigerador, recuerden sacar unos minutos para que tome temperatura ambiente antes de disfrutarlo.






Fuente: Cake de chocolate, ligeramente adaptado de Bakerlita | Frosting, Bruni´s Boulangerie


Les aseguro que será muy difícil de que alguien pueda notar la diferencia entre un pastel de chocolate común y este delicioso pastel de chocolate keto. Es húmedo y chocolatoso, a todos les gustará por igual, estén o no en keto. ¡En casa fue un éxito!











-también te puede gustar-

1 Comentarios

  1. ¡¡Hola Maribel!! Cuánto tiempo, me alegra mucho leerte de nuevo y que vengas con uno de tus maravillosos postres. Me alegra también saber que estás bien. Nosotros también estamos en un bucle, llevamos 61 días en cuarentena y los niños fueron los primeros que dejaron de ir al colegio y en principio, por este curso, ya no van a volver. Muchos de nosotros estamos ahora sin trabajo, ya que no podemos trabajar dada la pandemia, pues han trabajado los esenciales y pocos más, ahora están empezando a volver algunos de los no esenciales, pero todavía funcionamos a medio gas. Recién hemos empezado a desescalar, nos han puesto tres fases y en concreto, donde vivo, hemos empezado la fase uno, hay todavía otras provincias que todavía están en la fase cero. Nos queda mucho aún para intentar hacer una vida medio normal y seguimos confinados en casa pues el peligro del virus está aún fuera. Yo no sé cuándo podré volver a trabajar, y si existirá ese trabajo a la vuelta, es todo una incertidumbre.
    De momento, un poco más de tiempo para dedicarle al blog y también a la limpieza, que estoy cogiendo ahora más en serio y de forma más profunda, porque los primeros días, ni ánimo tenía, ya que falleció una tía de mi marido de este maldito virus.
    Por lo menos, ver pasteles como el que nos traes, anima y mucho. Llevando chocolate, para mí ya es una maravilla, y bueno, que te ha quedado divino, salta a la vista.
    Cuidaros muchos.

    ResponderEliminar